Popular

gallery/111

Destacadas

gallery/w7

Atrapados en Chile por el coronavirus dos españoles que iban de Ushuaia a Alaska en autocaravana y bici

Su aventura pretendía cubrir los 23.000 kilómetros que separan la Patagonia argentina de Alaska con un objetivo: sacar adelante su proyecto solidario de llevar el cine a las poblaciones más desfavorecidas del recorrido. Tiene nombre propio: Cinema Panaventura. La larga ruta, además, la iban a hacer Débora Álvarez y Carlos Martínez, asturiana y cántabro, ella en autocaravana (que al igual que el proyecto también tiene nombre: La Cobra) y él, en bicicleta. Lo de estar todo el día pedaleando era demasiado para Débora.

Pero llegó la crisis del coronavirus y la pareja de españoles compuesta por esta socióloga y este fotógrafo y realizador de documentales se encuentran atrapados en Chile, uno de los países más golpeados por la pandemia actualmente. No saben cuándo se abrirán las fronteras y poder continuar su hazaña. Algo parecido le pasó al argentino Martín Echegaray, pero su viaje se trucó cuando estaba a punto de llegar al final. Ésta es la historia de los aventureros españoles.

Desde hace años, fantaseaba con recorrer en bicicleta una de las carreteras más largas del mundo, la ruta Panamericana, que cruza a lo largo de casi 30.000 kilómetros todo el continente americano. "Quiero viajar desde Alaska a Ushuaia" fue una de las primeras frases que escuchó Débora cuando nos conocimos. Acababa de dejar el trabajo y empezaba a preparar la aventura. Nuestra relación fue creciendo y creció tanto que decidimos emprender el viaje juntos. Cambiamos un poco el viaje y, como somos nómadas digitales, decidimos unir a La Cobra, nuestra furgoneta de 1979. Carlos viaja en su bici y Débora conduce la furgo, que se ha convertido en nuestro hogar sobre ruedas.

¿Cuándo entra en juego el proyecto solidario?

Carlos: Empezamos a darle vueltas a la posibilidad de añadir alguna buena razón al viaje. Queríamos ofrecer algo a lo largo de nuestro camino, poder compartir con las personas y los lugares que fuéramos visitando. Nos encanta el cine, así que se nos ocurrió que podíamos llevar películas a las escuelas y otros espacios públicos de lugares remotos en Latinoamérica. De esta forma, Cinema Panaventura está inspirado en el proyecto de nuestros amigos de la Cinecicleta, que viajaron por África llevando cine en bicicleta.